¿Buscas el regalo perfecto?

Encontrar un regalo para cada persona no es tarea fácil pero si nos dejas te queremos echar una mano desde Enjabonarte.

Porque creemos que regalar bienestar, cuidado, higiene, relax, una experiencia sensorial demuestra lo mucho que te importa y quieres a esa persona.

 

Tenemos una amplia gama de Jabones naturales  hechos de forma artesanal y la gran mayoría de ellos, con aceite de oliva español como ingrediente fundamental.

Son jabones aptos para manos, cuerpo y cara. Hay algunos de ellos más indicado para el cuidado de la piel seca, piel grasa o mixta, pieles más sensibles o pieles con acné por ejemplo. Aunque al tratarse de jabones naturales prácticamente todas las pieles pueden usar todos los jabones.

También hay una línea de Jabones exfoliantes y un Jabón especial para el Afeitado para los que buscan un afeitado tradicional sin irritaciones.

 

Regalos que te cuidan

Jabones que harán las delicias de todos, por sus aromas, colores y sobre todo por el cuidado que aportan a la piel.

Puedes acompañarlos con accesorios que optimizan su uso como las Esponjas jaboneras, la Jabonera de rejilla de bambú, el Guante Hamman; para quienes se están iniciando en el uso de la cosmética sólida y natural con los Champús y el acondicionador sólidos; con unas deliciosas Bombas y Sales de baño; la suavidad de las Mantecas corporales sólidas o en crema; la maravillosa y efectiva Mascarilla facial exfoliante de miel y limón….

En fin puedes idear tu regalo o escoger uno de nuestros Packs, cestas o cajas regalo.

 

 

Y recuerda que después de usar los jabones debes dejarlos al aire sobre una jabonera de rejilla o si utilizas la esponja jabonera dejando que escurra el agua colgando del cordoncillo. También puedes secarlos dándole unos leves toquecitos con la toalla. Y siempre, siempre, al igual que el Champú o el Acondicionador sólidos, mantenerlos fuera del alcance del agua y de la calefacción.

 

Estamos casi, casi seguros de que con nuestros productos de Cosmética natural acertarás y harás las delicias del afortunado o afortunada.

Y no te olvides de que tú también te lo mereces, así que ¿por qué no un autorregalo de autocuidado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.