En la cultura árabe, desde la antigüedad, se utiliza el guante Hamman o guante Kessa dentro del ritual de los baños turcos o baños Hamman.

 

Este guante, realmente es una manopla, está hecho de un tejido tipo crepé que tiene la rugosidad óptima para realizar una exfoliación profunda sin dañar la piel.

 

 

¿Cómo utilizar el Guante Hamman?

 

Lo primero es ducharse con el agua lo más caliente que aguantes. Si se hace vaho mucho mejor, simulando una sauna pero ten cuidado no todas resistimos el agua caliente, ¡no te quemes!

 

Para esta ducha te recomendamos Jabones que limpian en profundidad. Te recomendamos:

 

 

Tómate tu tiempo, masajea bien el cuerpo, deja que el jabón actúe bien en tu piel.

 

Seguidamente aclara con abundante agua caliente. Cierra el grifo e inmediatamente comienza a pasar el guante de arriba abajo y en círculos por toda tu piel, excepto por la cara.

Guante Hamman y Jabón de Barros del Mar Muerto

 

No es necesario que hagas fuerza, masajea por todo el cuerpo insistiendo en las zonas resecas, muslos, glúteos, brazos…. Seguramente te aparezcan rojeces, no te asustes desaparecerán, pero insisto, no te hagas daño, con la fuerza que aguantes.

Su efecto es increíble, verás cómo vas arrastrando toda la piel muerta.

Cuando termines aclara tanto tu cuerpo como el guante que debes dejar secar bien al aire.

 

Tu piel quedará súper suave, limpia, tersa, una auténtica maravilla.

 

 

Ahora puedes continuar tu ritual dándote un masaje con el Aceite de Argán o con la Manteca sólida de Argán (o la que más te guste) o con la Manteca corporal en crema de Karité o Rosa Mosqueta.

Para ver todos estos productos pincha aquí.

 

 

 

Beneficios de utilizar el Guante Hamman.

 

Guante exfoliante Hamman

El Guante Hamman o Kessa exfolia la piel por si mismo, sin necesidad de utilizar un producto propiamente exfoliante.

 

Sus beneficios son los de una exfoliación profunda:

  • Estimula la circulación, algo fundamental para combatir y reducir la celulitis.
  • Activa la actividad celular, proporcionando luminosidad y tersura a la piel.
  • Al eliminar en profundidad la suciedad acumulada en la epidermis la piel está preparada para que los tratamientos o productos que te apliques posteriormente te funcionen de una forma más eficaz.

 

Por todo ello, si usas este Guante Hamman tu piel quedará libre de suciedad, te quedará una piel nueva, suave, luminosa y tersa.

 

 

Advertencias

 

NO utilices este Guante Hamman en el rostro.

Nunca debes exfoliar la piel, ni con el Guante Hamman ni con cualquier otro producto si tienes heridas, irritaciones, eccemas, etc.

No utilices el Guante Hamman con la piel enjabonada ni bajo el agua de la ducha.  Siempre debes utilizarlo una vez duchada con agua caliente y tu jabón preferido. Aclárate bien e inmediatamente aprovechando que los poros están abiertos pasa el guante por todo el cuerpo insistiendo en las zonas conflictivas.

Si no estás acostumbrada a usar este tipo de productos no frotes con fuerza, cada una tenemos una resistencia o sensibilidad así que modula la fuerza y poco a poco te irás acostumbrando.

 

 

¿Conocías los beneficios del Guante Hamman?

¿Te gustan este tipo de productos?

 

 

«Utiliza cosmética natural en tu cuidado personal,

benefíciate de los productos naturales.»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *